Ama Como Estilo De Vida

ilustracion oreja corazon tempestad

Tempestad

—Acompáñame a la casa del Señor Storm e iré contigo al baile de graduación —dijo Lucy con una sonrisa traviesa.

Claudia dudó, pero asintió con la cabeza.

En la vieja casona al final del pueblo vivía el excéntrico Señor Storm, conocido por su amor a las historias de terror.

La gente susurraba que en su sótano tenía una colección de orejas guardadas en frascos de cristal.

Reliquias que había heredado y conservado de sus antepasados y que, según decían en el pueblo, las noches de luna llena salía de casa para ampliar su colección.

Pero, como suele pasar en los pueblos pequeños, y más entre la chavalería, la curiosidad es más fuerte que el miedo y Lucy quería cerciorarse de que las historias que contaban sobre el viejo eran ciertas.

—Clau, la monotonía mata, ¡hagámoslo! —exclamó Lucy, linterna en mano.

Las dos amigas se adentraron por el sendero que dirigía a la casona. El viento susurraba como si quisiera disuadirlas, pero la determinación de Lucy arrastraba a Claudia y ya ninguna daría media vuelta.

Al llegar, la puerta principal estaba entreabierta, como si alguien acabara de salir recientemente.

—Seguro que es una trampa —murmuró Claudia tirando del jersey de su amiga, con la intención de que no entrara.

—¿A caso la puerta de tu casa no está siempre abierta? —cuestionó Lucy alto y claro.

Con paso firme, Lucy entró en la casa tirando de su amiga.

—¡Flipa, esto parece un museo! Ya sabía yo que la gente miente más que come.

Entre risas nerviosas y ojos de alucinación, exploraron habitación tras habitación, hasta llegar al sótano.

Allí, a la luz de las linternas, en el centro de la habitación y en lo alto de un pedestal reposaba una urna de cristal como la de la Bella y la Bestia pero vacía.

—Qué extraño, ¿no? —mencionó Claudia algo más relajada— Aquí falta una rosa.

—O una oreja —apuntilló Lucy alumbrando con la linterna la escultura de una oreja rota—. Vaya decepción, este pueblo da asco.

—¿Hubieras preferido encontrar orejas de verdad en frascos?

—¿Hubieras preferido que te dijera desde el inicio que no pienso ir al baile de graduación?

—¡QUÉ! Me lo prometiste.

—A mí también me juraron que esta casa estaba llena de peligros, que el señor Storm es como Frankenstein y que corta orejas como quien corta hilo. ¿Ves algo de eso por aquí? Estoy harta de mentiras.

—Pues tú me has mentido —repuso Claudia con los ojos vidriosos.

—Sí y lo he hecho para que te des cuenta de que todo el mundo miente para conseguir lo que quiere.

La puerta del sótano se cerró de golpe, el aire se volvió denso y las linternas dejaron de funcionar.

Parecía como si una presencia invisible observara a las amigas desde las sombras.

—¿Quién anda ahí? —preguntó Lucy con inseguridad.

—Querida Lucy —narraba el Señor Storm, al tiempo que prendía la luz—, no todo el mundo miente para lograr lo que quiere. Hay quien es capaz de ser honesto y de vivir en paz en la tempestad.

Cuento 13/52

Me he propuesto escribir un cuento corto a la semana para mejorar la escritura y el humor.
Si quieres formar parte de esta aventura súmate a la newsletter. Es gratis.

Más Cuentos

suficiente gato cuento ojos verdes
Suficiente

Suficiente La pantalla del ordenador brillaba intensamente. Llevaba horas mirando el cursor parpadeante en el documento en blanco y nada....

Leer más
paisaje atardecer mujer
Almohadita

Almohadita Caminaba con paso rápido envuelta en una capa y mirando tras de sí como quien teme ser seguida. Ocultaba...

Leer más
ilustracion oreja corazon tempestad
Tempestad

Tempestad —Acompáñame a la casa del Señor Storm e iré contigo al baile de graduación —dijo Lucy con una sonrisa...

Leer más
respira paisaje
Respira

Respira Antes que nada: no soy una persona obsesiva, solo un poco maniática y para los tiempos que corren lo...

Leer más
fantasma arbol cielo
Fantasma

Fantasma Chirrió la cerradura de la enorme puerta y la peña entró al garito como caballos desbocaos. Rayos de luces...

Leer más
confianza verde trebol
Confianza

Confianza Anick llegó a la sala de espera poco iluminada con la actitud de una mujer insegura, que no sabe...

Leer más
ebook el pan de mía
El Pan De Mía

Un poemario extraterrestre.

guía canva
Canva: Curso Intensivo Principiantes

Una guía completa para aprender a usar Canva desde cero que incluye derechos de reventa, más de 100 plantillas editables, 33 pegatinas digitales, una plantilla de identidad de marca y mucho más.

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad